Respiración oral y Logopedia

Los seres humanos de manera natural o fisiológica respiramos por la nariz, esto quiere decir que la lengua se apoya contra el paladar, y la punta de la lengua está en contacto directo con las arrugas palatinas, mientras los labios se mantienen unidos. Este patrón se puede ver alterado por diversas causas como un agrandamiento de las amígdalas, infecciones respiratorias, rinitis alérgica...cuando existe la presencia de alguno de estos aspectos nuestra respiración pasa a ser oral. 

La respiración oral o bucal conlleva a que los labios no se unan  y a que la lengua constantemente se encuentre en reposo, produciendo así una serie de alteraciones a nivel muscular y de funcionamiento de las estructuras. 

Algunas de las principales consecuencias que genera esta alteración es la pérdida de tono muscular a nivel orofacial, modificaciones en la cavidad oral, malposiciones dentales o incluso malformación de la mandíbula.

La respiración bucal se encuentra en muchas ocasiones relacionada con diversas dificultades articulatorias, algunos trastornos deglutorios, alteraciones en la calidad del sueño o hábitos posturales inadecuados.

Para la corrección de este problema, disponemos de la Terapia Miofuncional Orofacial. Esta disciplina de la logopedia se encuentra enfocada a la corrección de desequilibrios musculares y la eliminación de hábitos nocivos.

Diseño web Asturias: infofuturo

Scroll al inicio